Servicio
Marketing de Influencers en tiempos de Coronavirus

Ahora que estamos viviendo tiempos en el que la vida se siente como si se fuese a cancelar, es ahí donde las empresas realmente necesitan y casi se sienten desesperadas por generar tickets de venta y consumo para mantener en pie su negocio. Dado que, en tiempos de coronavirus, el marketing de influencers añade valor de manera notable a las ventas resultando extremadamente potente en estos tiempos de crisis a causa del COVID-19 . Al ser agentes de intermediación para las marcas será de suma importancia que refuercen el brand-appeal entre marcas y consumidores. Esta estrategia, siempre y cuando se gestione bien y brinde una experiencia significativa a su audiencia, traerá efectos positivos para la empresa.

Pese a ello, muchas marcas se mostrarán reacias en invertir en publicidad por redes sociales,    especialmente aquellas empresas que tengan problemas en su cadena de suministro, porque pueden retrasar o impedir que sus productos lleguen al mercado. 

Los influencers están en la capacidad de crear contenido persuasivo para ayudar a las marcas en los medios digitales. De esta manera mantienen la confianza, lealtad y decisión de compra en su audiencia, especialmente en esta era del consumismo en el que los hábitos y necesidades de compra están en constante cambio. Puesto que ellos tienen un poder de persuasión para la compra y consumo de productos y/o servicios a través del vínculo “emocional” y “humanizado” que proyectan.

Además, pueden impulsar las ventas del e-commerce. Los consumidores recurren a diferentes dispositivos y plataformas digitales para el alcance de información, disfrute, conexión y muchas veces para realizar compras;  y hoy más que nunca a medida de la situación a nivel mundial que afrontan se encuentran en una nueva y prolongada economía de estancia en el hogar. 

La sociedad demanda estar conectada más que nunca

Al día de hoy, el contenido de los influencers puede tomar ventaja sobre los esfuerzos de marketing, aprovechando las conexiones emocionales ganadas y confianza en las recomendaciones de las marcas que los patrocinan para persuadir la compra en su audiencia. Y cabe añadir, que  la propagación del COVID-19 continuará cambiando inevitablemente el comportamiento de compra de los consumidores, con repercusiones a largo plazo, incluso a medida que la propagación del virus disminuye. 

Mientras que un nuevo estilo de la economía stay-home emerge, los influencers están en una posición única de captar la atención del consumidor, desde qué comprar y dónde comprarlo en línea, qué recetas preparar para comer en casa, de qué manera entretener y enseñar a los niños fuera de la escuela, cómo vestirse en tiempos de austeridad económica, hasta de qué manera ahorrar dinero, y otros miles de otros pensamientos y ansiedades que circulan en las mentes de los consumidores.

Es por ello que, inevitablemente, los consumidores van a recurrir a las redes sociales y otro tipo de plataformas online en búsqueda de contenido, comodidad y creatividad, para así poder incorporar nuevos hábitos a su nuevo estilo de vida, como lo son el e-commerce y las apps de servicio delivery, las cuales están habilitadas para el abastecimiento de alimentos y bienes necesarios.

E-commers y delivery ganan peso en el mercado

En el caso de Amazon, las compras en línea siguen siendo muy favorables y ahora se posicionan en la mente de los consumidores como esenciales. La revista especializada en el mundo de los negocios, Forbes, (1), informó que Amazon ha anunciado en el último mes pasado el contrato de 100 000 nuevos colaboradores para que se ocupen de la logística y la entrega de productos a los consumidores, así como otros servicios de entrega de órdenes con menores comisiones. A medida de eso, se podrá ver un surgimiento considerable de una economía de servicio delivery.

Por otro lado, la gran cadena minorista estadounidense, Walmart, se ha centrado apasionadamente en el abastecimiento de sus productos para compras online y entregas delivery, y esto probablemente se volverá más normativo a medida que los consumidores se quedan en sus casas mientras que los trabajadores de estas tiendas de alimentos cargan la compras anteriormente adquiridas online para la entrega correspondiente. 

De algún modo esto calma la ansiedad de los consumidores sobre la exposición en los establecimientos presenciales, así como la capacidad de obtener productos de abastecimiento, tales como: productos lácteos, verduras frescas y otros alimentos de primera necesidad. 

En un artículo del pasado mes redactado por la CNN, se señaló que las aplicaciones más populares de delivery que operan en los EE.UU como Instacart, Walmart’s grocery y Shipt aumentaron en un 218%, 160% y 124% de manera respectiva en comparación al año anterior. Asegurando que a medida que los restaurantes cierran sus puertas, se verá un interés continuo en el servicio delivery. 

En conclusión, el marketing de influencers demuestra ser extremadamente poderoso en tiempos de crisis si se maneja bien y con una gran experiencia. El escenario en que nos encontramos hoy en día atravesando, permitirá a los influencers tomar un rol importante para impulsar tanto al e-commerce como al servicio delivery fuertemente, y demostrar que son agentes intermediarios claves para elevar los tickets de ventas de empresas minoristas que proveen alimentos, dado al cierre temporal de las tiendas presenciales, restaurantes y centros comerciales, durante el tiempo que tome el distanciamiento social y el lockdown.

Blog
Artículos Relacionados