Enlaces
Instagram:

Debido a la crisis que generó el coronavirus en el país y en el mundo entero, muchas empresas cerraron sus puertas durante mucho tiempo sin generar ventas.

Las empresas comenzaron a generar propuestas de negocio nuevas para levantarse ante la paralización de la crisis económica.

En Lima, ya hay algunos pequeños negocios (como restaurantes) que se han convertido en tiendas de productos de primera necesidad. No obstante, los expertos concuerdan en que hay empresas que tendrán mayores dificultades que otras para reconvertir o replantear sus operaciones

Entre una de las empresas tenemos a Platanitos, especializada desde hace muchos años en venta de ropa y calzado. Debido a la cuarentena, ese negocio se vio limitado y tuvo una pausa, a raíz de esto la empresa lanzó una nueva plataforma online donde vendían insumos alimenticios.

El director de Platanitos, Pedro Monto comentó que la cuarentena hizo que muchas personas, en sus diferentes redes sociales, empiecen a tomar fotografías a comida y ya no a la ropa. Entonces, vimos que la comida se estaba transformando en moda.

Platanitos se ha aliado con tres marcas: Hong Kong Market, Super Nikkei y Arcor. Para que pueda comercializar a través de su página web (www.platanitos.com/food) diferentes productos, como chocolates, salsas orientales, condimentos, fideos, arroz, fiambres, entre otros. El esfuerzo de esta firma no es aislado, ya que otras empresas locales han emprendido proyectos bastante innovadores para afrontar la crisis sanitaria.

Nuevo giro en los servicios

El turismo también se vio afectado por la coyuntura que generó el covid19, para ello, Casa Andina, una de las cadenas hoteleras más grandes e importantes de Perú, también ha comenzado a reinventar su negocio.

Esta cadena con más de 30 hoteles en el Perú, decidió alquilar las habitaciones que tienen de manera independiente mes a mes. El servicio costaría aproximadamente US$ 700 por persona y empezará con el local de Miraflores, en Lima. De esta manera, el cliente podrá añadir otros servicios, como alimentación y estacionamiento.

El protocolo sanitario se definió para que sea aprobado por el Gobierno antes de empezar a abrir sus puertas con la nueva idea de negocio. Poco a poco también se quiso difundir este proyecto en cada hotel de diferentes provincias.

Entre otras empresas encontramos la pastelería San Antonio también cambió el rubro de su negocio, conocido por la venta de panes, postres y café; dio un giro completo y se dedicó a vender productos de primera necesidad como arroz, menestras, aceites, azúcar, leche, entre otros.

El gerente general de la Pastelería, Rubén Sánchez, comenta que no considera que sea un giro total porque sus locales al principio eran bodegas que poco a poco se fueron implementando.

Todo el 2020 y gran parte del 2021, la empresa funcionará en formato mixto, venta de abarrotes y pastelería. Se dedicaron a implementar lo suficiente sus establecimientos para que empiecen pronto y poder recuperarse ante la crisis.

Muchos sabemos que durante todo este año las empresas se verán afectadas por los acontecimientos sucedidos por el covid 19, sin embargo, muchas de ellas han logrado sobresalir de la crisis para empezar a generar ventas nuevamente en su propio rubro y en algunos casos se ven en la necesidad de dar un cambio total para poder recuperar su economía.

Artículos que te pueden interesar: