Servicio
EL FIN DE LOS MENSAJES VIRALES EN WHATSAPP

WhatsApp identificó un incremento inusual en la propagación de cadenas en los últimos días

Como medida para que esto no sea un canal para difundir desinformación por el COVID-19, se limitarán los reenvíos

WhatsApp se suma a Facebook, Twitter y Google en sumar esfuerzos para limitar la divulgación de este tipo de contenidos

Es común que las personas compartan a través de correo electrónico, WhatsApp u otras redes sociales cadenas sobre mensajes motivacionales, retos, test o información que les parece relevante, aunque no necesariamente sea confirmada.

Sin embargo, si tuviéramos que ver algo bueno en este tipo de contenidos, es que para diversos usuarios es una forma de socializar y estrechar el vínculo con sus contactos, pero, muchas veces se comparten programas nocivos o información descontextualizada que puede generar desinformación.

Esto es lo que intenta limitar WhatsApp con su más reciente cambio como un intento a disminuir el riesgo de que se propague este tipo de información. A partir de este día la aplicación ha puesto un límite para el reenvío de mensajes tipo cadena o que se consideren virales a una sola vez por cada usuario.

De acuerdo con WhatsApp, esta restricción se aplicará de manera automática una vez que se identifique que el mensaje se ha reenviado más de cinco veces en total.

Un cerco respetando la información personal

Al menos así lo sostiene whatsapp, ya que en una entrada de su blog, explica que no lee los mensajes de los usuarios, primero porque estos están cifrados de extremo a extremo y, en segundo lugar, porque para identificar un contenido de cadena o viral lo hace a través de los metadatos, contando la cantidad de veces que se reenvió un mensaje en particular.

Según WhatsApp, esta medida se tomó desde que identificó que en los últimos días el número de reenvíos se ha disparado.

“Como servicio de mensajería privado, hemos tomado varias medidas a lo largo de los años para ayudar a mantener las conversaciones íntimas”, señala la aplicación. “Sin embargo, hemos visto un aumento significativo en la cantidad de reenvío de mensajes, lo cual puede ser abrumador y puede contribuir a la difusión de información errónea. Sin embargo creemos que es importante frenar dicha difusión para mantener a WhatsApp como un lugar de conversación personal”, puntualiza.

De igual forma, detalla que al igual que su matriz, Facebook, y otras plataformas digitales como Twitter y Google, trabajan de manera coordinada con ONGs, diversos gobiernos y sus autoridades de salud, así como con la Organización Mundial de la Salud (OMS) a conectar a las personas con información precisa.

El reto de las fake news

Las principales plataformas digitales llevan al menos un mes colaborando con la OMS con la finalidad de poder un cerco a las noticias falsas y a la desinformación con el fin de limitar o frenar su propagación.

Así, por ejemplo, Facebook y Twitter ofrecen sus plataformas para difundir espacios y anuncios en los que el organismo internacional difunde contenidos para contrarrestar la información de dudosa procedencia sobre el virus. Además de que están redireccionando las búsquedas relacionadas a información oficial.

En tanto, Google está poniendo restricciones al tipo de publicidad en su buscador relacionada con el COVID-19, entre ellas, ahora está prohibido que un contenido o un anuncio “capitalice o busque obtener un beneficio de una situación sensible -desastre natural, conflicto, muerte, emergencia de salud pública u otro evento trágico-”.

Blog
Artículos Relacionados