Servicio
ANÁLISIS SOBRE EL TELETRABAJO

El teletrabajo es una modalidad que te permite realizar tu trabajo desde un lugar diferente a tu centro de labores, siempre que poseas los medios técnicos adecuado.

Ha dejado de ser algo exclusivo de los profesionales que trabajan por cuenta propia para convertirse en una práctica habitual de las empresas dado el periodo de cuarentena.

La cantidad de trabajo que realices a distancia puede ser total o parcial. Normalmente, puedes organizar tu tiempo como lo desees, pero cumpliendo el calendario y los objetivos previamente acordados. Es imprescindible que mantengas la comunicación con tus responsables a través de cualquier canal de comunicación.

Ventajas del teletrabajo

En primer lugar, conciliación personal, familiar y laboral: se trata de una de las medidas más demandadas por los trabajadores. Al tener mayor libertad para decidir el horario y el lugar de trabajo te resultará más sencillo atender las necesidades personales y familiares.

En segundo lugar, ahorro de tiempo: todo el tiempo que pierdes en los desplazamientos, sobre todo si vives en una gran ciudad, puedes utilizarlo para realizar otra tarea, ya sea personal o profesional. Esto provocará que te sientas menos agobiado.

Reducción de gastos: podrás ahorrar los gastos del transporte y de las comidas fueras de casa. En cuanto a la empresa, necesitarás menos infraestructura, por lo que tus costos bajarán.

Mejora de la productividad: puedes gestionar tu tiempo, aprovechar las horas de mayor concentración y depositar tus energías en realizar el trabajo lo mejor posible. No dependes de factores externos como los atascos u horarios del transporte público. Si, además, tienes implementado el trabajo por objetivos realizarás tus tareas con mayor entusiasmo y eficiencia.

Reducción del absentismo laboral: debido a la mayor libertad horaria, se reducirán las horas de trabajo perdidas. Lo habitual es responder al teletrabajo con un grado de compromiso y audisciplina muy destacados, ya que tienes la posibilidad de gestionar el tiempo acorde a tus necesidades y, evidentemente, a las de la empresa.

Mayor motivación, menos estrés: aspectos como la conciliación y la libertad horaria hacen que te sientas más motivado y satisfecho con tu trabajo. Esto, incluso puede llevarte a alcanzar tus objetivos en menos tiempo y, como consecuencia, sentirte menos estresado.

Inconvenientes del teletrabajo

  • Menor vinculación y participación del trabajador en la empresa: al no disponer de un espacio común ni contacto directo con los compañeros puedes perder el nexo y acabar excluyéndote o sintiéndote solo.
  • Dificultad para el trabajo en equipo: al estar cada uno en un punto diferente resulta más complicado organizar el trabajo en equipo. Puedes buscar soluciones alternativas como las reuniones virtuales o, periódicamente, en las propias instalaciones.
  • Exención de responsabilidades: es importante que los responsables de las empresas adoptéis ciertos cambios organizativos y gestionéis la comunicación con los empleados que trabajen desde otro lugar. Debéis adaptaros con rapidez a este ámbito laboral para que no se vea perjudicada la competitividad de la empresa.
  • Seguridad en las comunicaciones: la pérdida de la confidencialidad es una de las mayores preocupaciones. Tanto si trabajas en las instalaciones como en el exterior puedes ser víctima de ataques cibernéticos. Los sistemas de comunicación que vayas a utilizar deben contar con la protección adecuada.

Falsos mitos

Al teletrabajo todavía le queda un largo camino por recorrer para implantarse de forma natural en las empresas.  Existen una serie de falsos mitos que lo corroboran:

  • El teletrabajo es solo para personas jóvenes: es cierto que trabajar desde casa requiere de cierto conocimiento de las tecnologías pero no es necesario que seas un gran experto. Además, muchas empresas te ofrecerán la formación que  necesites para trabajar a distancia.
  • Menor productividad: se piensa que las personas que trabajan desde fuera de la empresa se pasan las horas sin hacer nada, pero existen datos que avalan que el teletrabajo aumenta considerablemente la productividad del trabajador.
  • Se trabaja en pijama: puede ser, eso es decisión de cada uno. Es recomendable que sigas una rutina diaria y te vistas para teletrabajar, ya que esto hará que empieces el día más activo.
  • No se madruga: al igual que en el caso anterior, es tu decisión. Tienes la libertad de trabajar en los momentos en que seas más productivo. Algunos lo seréis a las 6 de la mañana y otros no lo conseguiréis hasta las 10.
  • Provoca el aislamiento: no tiene porque ser así. Los canales de comunicación con los que cuentas actualmente te permitirán la coordinación con el resto de compañeros. Además, la modalidad de teletrabajo no tiene porque ser total. En algunos casos podrás hacerlo a jornadas parciales.
  • Disponibilidad total: trabajar desde casa no implica que estés disponible a cualquier hora del día. Puedes marcar las comunicaciones con la empresa dentro de un horario laboral.

Reflexión

El teletrabajo presenta tanto ventajas como inconvenientes. Gran parte del éxito se basa en tu responsabilidad y en la capacidad que tengas para gestionar el tiempo y organizarte. De esta forma serás más productivo y cumplirás tus objetivos en el plazo establecido.

¿Estás preparado para trabajar desde casa? ¿Crees que las empresas se esforzarán por adaptarse a esta nueva modalidad de trabajo?

Blog
Artículos Relacionados